05 octubre 2014

La gente de mi elección

Si yo tuviera una empresa, fuera jefe de alguna especie de club autoritario... Solo contrataría chicos guapos y mujeres inteligentes. Lo que viene siendo como cualquier programa de entretenimiento que ponen en La Sexta o en Antena3 pero al contrario.

07 agosto 2014

Hazañas de conquista

Maldita guerra de sexo, orientación y respeto. Pero esta vez no me voy a unir a otra batalla, simplemente contaré la historia usando el sexo masculino, en todo.
Los tiempos van cambiando, y con ellos la forma de ligar, de conocer gente, y al fijarme en esto me estoy dando cuenta de que cambian a peor. Atrás quedaron las colas del súper, las discotecas con la frase "¿Bailas conmigo?" y esas historias ultraépicas que los padres cuentan a sus hijos, a sus nietos y que a todo el mundo le gusta escuchar.
Ahora se pueden contar grandes hazañas de conquista como: Conocí a vuestro padre a través de, lo que antes se llamaba red social... Tuenti. Tras escuchar esas palabras, tus hijos buscarán en Internet qué cojones es eso, al informarse irán al registro civil más cercano e intentaran por todos los medios evitar que su padre sea aquél al que le acaban de describir.
Pero hay cosas, que a juicio de muchos es peor ¿Y sí en la historia de tus padres la aplicación Bender juega un papel protagonista?

04 agosto 2014

He visto una peli porno

Os voy a contar lo que pasa los primeros minutos de la peli porno que más me ha sorprendido:
En un estudio de grabación, cuando dos tíos iban a empezar a follar entran tres ciclados, uno con las manos vacías, otro con una pistola y otro con una escopeta, su intención: Robar dinero. Al ver que uno de los actores se oponía, el más musculoso le reventó el pecho con su escopeta, cogieron el dinero, ataron al otro y le dieron con la culata de la pistola en la cabeza perdiendo así el conocimiento y llevárselo. Después se encuentran con el jefe y uno de los actores y los tres secuestradores empiezan a follar, como todos los vídeos.

03 agosto 2014

La maldita odisea de la fiesta de cumpleaños de mi amigo Viernes

Cómo sabía que nada bueno podía salir de los "planes" de mi amigo, pero aun sabiéndolo decidí lanzarme a la aventura sin saber qué pasaría, bueno, sin saber que no pasaría nada bueno, porque pasaron muchas cosas.
Para empezar el pueblo donde se celebraba estaba a tomar por el culo, a una hora en coche desde mi ciudad, a si que el transporte era un problema que se solucionó al recibir un mensaje que decía: "Vente con mi madre y con Juan". Ese mensaje da a entender, como es lógico que Viernes se puso en contacto con Juan y que este accedió a ir. Nada más lejos de la realidad, cuando ayudé a la madre de mi amigo a cargar y descargar cosas e intentar ponernos en contacto con Juan decidimos que esperar una hora era demasiado, a si que nos fuimos. Más tarde nos enteramos que en verdad no contactó con el, simplemente le mandó un mensaje ofreciéndole ir con su madre a su fiesta, y Juan ni si quiera tenía batería en el móvil.
Dejando a un lado lo que viene siendo la fiesta, voy a contar lo que pasó al día siguiente, porque fue salir el sol y todo se empezó a joder sobremanera. Para empezar, el local lo habían alquilado otras personas después de nosotros, dos de las cuales decidieron que ir al recinto una hora antes y cual grito militar nos mandaron recoger todo, y aunque después se disculparon por sus formas hicieron algo que yo considero despreciable: Hicieron una puta foto antes de que empezáramos a limpiar ¿Qué coño pretendían con eso? Tener una escusa para que ellos dejaran el lugar hecho una mierda?
Para llegar a mi casa tenía que ir a un pueblo que estaba, como todo, un par de kilómetros de dónde estábamos, a si que se Viernes se ofreció a llevarme, pero no sin antes usar llenar el coche hasta tal punto que yo no cupiera a si que esperé en las afueras del recinto con parte de los invitados. Al llegar por fin el coche, como cabe de esperar en un día de mala suerte, no podía ir directamente a la estación de autobuses porque el coche tenía que ser visto por un familiar para comprobar una pequeña avería. Mientras tanto visité una acogedora casa habitada por dos ancianos muy simpáticos, aunque uno de ellos fuera franquista. Para mi sorpresa... Bueno, como cabía de esperar un error de cálculo más apareció cual felino en cacería: El coche debía de pasar la ITV, por lo que ya no podía subir al autobús de las 9:20, haciéndome esperar más de una hora viendo dibujos animados.
Cuando por fin llegó la hora de irse monté en el coche nos la nueva pegatina y nos dirigimos al pueblo de al lado, a la estación de autobuses. El plan era ir a Méndez Álvaro (En la capital) y después ir a mi casa, y como el viaje era largo y viajaba a la última estación podía permitirme el lujo de dormir en el autobús, cosa que por alguna extraña razón me gusta hacer.
Despierto en un pueblo que resultó ser Aranjuez, y menos mal, porque al despertar pensaba que era otro pueblo el cual me trae recuerdos que no me gustan. Decidí seguir durmiendo, al despertar pensaba que estaba en una estación de metro llamada "Villaverde Bajo Cruce", eso estaba en el sur de la capital, lo que me daba indicios a pensar que aun no habíamos llegado, pero decidí quedarme despierto, algo en mi pecho me decía que este día iba a ser más mierda aun. Entro un un recinto privado donde hay más autobuses de la compañía, el conductor se levanta y se dirige al pasajero que quedaba aparte de mi persona, claro está, y le dice de forma tan pausada y calmada que parecía que no quería que yo mismo me enterase que eso no era Méndez Álvaro, que era el garaje de los autobuses y nos indicaba dónde estaba la parada de metro más cercana. Normalmente lo que suelen hacer es despertarte y mandarte a la mierda en la última parada, pero hoy era un día especial, hoy era una puta odisea.